Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en LinkedIn Síguenos en Google Plus Síguenos en YouTube Síguenos en Vimeo
Nov
13

Internet coloca a empresas pequeñas a la misma altura que las grandes marcas

paparajote_factory

Sonia de la Iglesia y Pilar Larrotcha. Socias de Paparajote Factory

Después de doce años de trayectoria profesional, Sonia de la Iglesia y Pilar Larrotcha se han embarcado en su última aventura empresarial para comercializar cojines de diseño a través de Paparajote Factory. Cada cojín está fabricado en Murcia, en talleres profesionales donde trabajan mujeres, y en los que han recuperado materiales que se empleaban antaño en la Región. Pero su estudio-factoría es algo más que una iniciativa empresarial, ya que también da cabida a proyectos gráficos y de comunicación, junto a otros productos gourmet y del campo textil que se pueden encontrar en La Tienda del Paparajote.

-Lo de Paparajote Factory suena un poco ‘british’, con tintes huertanos, ¿cómo surgió el proyecto? 

-El nombre de Paparajote Factory es la fusión de nuestras raíces murcianas con nuestras influencias y nuestra manera de proyectarnos.

-¿Quién manda más de las dos? 

-Lo que es mandar no manda nadie afortunadamente. Nuestra forma de trabajar es 100% participativa y lo consensuamos todo. Nuestra relación se basa en el respeto mutuo y en una buena comunicación.

-¿En qué se diferencia un cojín convencional de uno diseñado por ustedes? 

-Al margen del diseño, nuestros cojines tienen detrás una filosofía y un concepto muy sólido. Nuestra última colección, ‘Vuelta al Nido’, recupera tejidos empleados en antiguas fábricas de calzado del noroeste de la Región. Son tejidos suaves con propiedades térmicas, que se utilizaban en forros de botas y botines de la industria que quedó desmantelada en los años noventa, cuando la gran mayoría de empresas se fue a producir a los países asiáticos.

-Ustedes están intentando hacerse un hueco en el mercado exterior, ¿cuesta mucho? 

-Vender fuera lleva un largo trabajo previo y nosotras estamos en ello. Nos gustaría abrirnos hueco en todos aquellos mercados en los que seamos bien recibidas. Por lo pronto los más cercanos son Reino Unido, Francia e Italia.

-Vuestro proyecto también tiene un lado solidario, ¿en qué causas estáis implicadas ahora mismo? 

-No es que Paparajote Factory (www.paparajote.com) tenga un lado solidario; es que algunas asociaciones vienen a nosotras a plantearnos hacer un proyecto conjunto, y nosotras nos implicamos en ello como si fuese nuestro. El último proyecto en el que estamos implicadas es ‘Pepa y Lolo’, de Assido, con los que hemos desarrollado dos personajes, plasmados en un calendario, y en dos ‘toys’. En unos meses presentaremos un cuento. También ha colaborado Alondra Bentley cediendo los derechos de una canción.

– Se habla mucho de la venta ‘on line’, ¿está en peligro el tendero y el comercio tradicional? 

– Internet tiene la ventaja de que coloca empresas pequeñitas, como nosotras, a la misma altura que las grandes marcas. Igual de accesibles. Luego está el dineral que invierten las grandes marcas en la red, en jugar con la información y la publicidad.

-La Tienda de Paparajote está presente en la red con un manifiesto que apuesta por los productos ecológicos, los diseñadores de la tierra, lo tradicional, ¿es una utopía? 

-La tienda (www.latiendadepaparajote.com) es una pequeña ventana del estudio, que además sirve de escaparate y punto de venta de gente de la tierra que está haciendo cosas muy interesantes como Crealoo y Puntobobo. Nuestro manifiesto refleja nuestra forma de vivir la ciudad y ser ciudadano. No es una utopía.

– ¿Qué les falta por diseñar? 

– Millones de cosas.

 

Fuente: Laverdad.es
JORGE GARCÍA BADÍA
jagarciabadia@laverdad.es

Publicado en Noticias | 1 Comentario »